Uso correcto de la bata y el gorro quirúrgico de tela

Con la finalidad de reducir el riesgo de contagios del virus SARS-CoV-2 relacionados con la exposición laboral de los trabajadores de la salud, el Gobierno de México ha establecido una serie de lineamientos que promueven el uso adecuado del equipo de protección personal en unidades de atención hospitalaria. Este incluye toda la ropa de protección personal, gorro quirúrgico de tela, guantes, anteojos, protectores faciales, cubrebocas y/o respiradores, entre otros equipos para prevención de la propagación de infecciones o enfermedades.

Es importante recordar que, como cualquier protocolo, este sólo funcionará correctamente si se aplica estrictamente como se indica, es decir, se deben cumplir todos los pasos establecidos en el protocolo para que se obtengan resultados exitosos. Aunque existen varios protocolos con respecto al uso del equipo de protección, en los lineamientos se recomienda: adoptar el que sea conveniente para el área de atención; utilizar protección sin excepciones de rango o autoridad; y considerar que lo más costoso no necesariamente tiene mayor efectividad.

Acciones que aumentan la eficacia del equipo de protección

Según los lineamientos desarrollados por el Gobierno de México, se tiene lo siguiente:

  • Mantener una dotación constante de todos los componentes del equipo de protección, en los tamaños y cantidades necesarias, considerando el área de atención y el nivel de riesgo al que estará expuesto el personal médico. Estos incluyen bata, gorro quirúrgico de tela, guantes, entre otros.
  • Capacitar a los trabajadores de la salud con respecto a medidas de prevención y control de enfermedades, uso apropiado del equipo de protección personal y pasos para su colocación, retiro y desecho correcto.
  • Hacer énfasis en la necesidad de valorar los riesgos repetidamente de acuerdo con el tipo de interacción que establezca el personal médico con el paciente, los procedimientos realizados, si son áreas donde se generan aerosoles, e incluso el modo de transmisión de la enfermedad.
  • Recordarle al personal que la transmisión del virus SARS-CoV-2 también puede ocurrir fuera de las unidades de atención, en entornos comunitarios, por lo que se deben mantener las medidas de prevención en todo momento.

Importancia de la bata y el gorro quirúrgico de tela

Para evitar cualquier tipo de contaminación biológica, el gorro de quirófano debe seguir unas pautas de uso muy marcadas: 

  • Debe ajustarse correctamente y cubrir todo el cabello. Incluyendo el flequillo y orejas. 
  • El cabello largo debe estar recogido mediante una goma. 
  • Se debe evitar la costumbre de usar doble gorro para “proteger” el peinado. 

Cuando se usa correctamente, el equipo de protección personal actúa como una barrera entre los microorganismos patógenos y las membranas mucosas. La barrera tiene el potencial de bloquear la transmisión de contaminantes de sangre, fluidos corporales o secreciones respiratorias para proteger a los pacientes con un alto riesgo de contraer infecciones ante la exposición a material potencialmente infeccioso traído por visitantes y trabajadores de la salud.

Con respecto al caso particular de la pandemia de COVID-19, el equipo de protección personal (cubrebocas, bata y gorro quirúrgico de tela, entre otros) juega un papel trascendental, pues los médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud que se encuentran en la primera línea de atención los utilizan para minimizar el riesgo de infección o la exposición a gotas. Por eso la importancia de siempre preferir el uso de equipo desarrollado con materiales de la más alta calidad y con los niveles óptimos de seguridad, como los de Hindernis, que además están organizados en paquetes de ropa quirúrgica por especialidad para proporcionar el material indicado y correcto en cada una de las cirugías. 

 

Fuentes: