Trasplante de órganos en México por Armando Sánchez Mejía

La Ley General de Salud (LGS) indica que la donación es el consentimiento de una persona para que, en vida o después de su muerte, cualquier órgano o tejido de su cuerpo sea utilizado para trasplantes.

Actualmente en México, 17,000 personas están en espera de un trasplante. La causa principal es debido a que padecen enfermedades crónica degenerativas, que puede provocar que uno o varios tejidos u órganos comiencen a fallar y presenten complicaciones.

Miles de personas se encuentran inscritos en el Registro Nacional de Trasplantes, en espera de un órgano o tejido, mismos que sólo pueden obtenerse mediante una donación.

Los órganos trasplantables son corazón, hígado, intestino, páncreas, pulmón y riñón son los órganos que se pueden trasplantar. En cuanto a tejidos, se encuentran las córneas, hueso, pelo, piel, sangre y válvulas cardiacas. Las células incluyen a la médula ósea.

Según datos de la OMS, el órgano con más demanda en México es el riñón, donde casi 9,000 personas están en lista de espera por uno. Aproximadamente se han trasplantado más de 43,000 en el país desde 1960.

Actualmente se prevé un incremento de la necesidad de donadores y campañas de concientización para satisfacer la creciente necesidad de trasplantes a nivel mundial, porque para muchas personas un trasplante representa la única oportunidad de continuar con vida, desafortunadamente el número de donaciones es insuficiente y cada año miles de niños, jóvenes y adultos mueren en espera de un trasplante.

Desde el 2005, el 6 de junio de cada año se promueve el Día Mundial del Paciente Trasplantado, a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Nacional de Trasplantes, con el objetivo de fomentar una cultura de donación de órganos para que millones de personas puedan seguir viviendo.