Sábanas quirúrgicas desechables: ahorro y control sanitario

Las sábanas quirúrgicas desechables se utilizan en aplicaciones médicas para proteger al paciente del contacto con superficies no estériles y para mantener la esterilidad de las superficies de trabajo, el equipo y el entorno. También para prevenir la migración de patógenos desde áreas no estériles a áreas estériles y las infecciones quirúrgicas. Por lo tanto, estas sábanas deben ser resistentes al paso de la sangre y otros fluidos corporales, así como también a las perforaciones y desgarros.

En la fabricación de las sábanas desechables se utilizan materiales no tejidos sintéticos o naturales y también combinaciones químicas de estos. El polipropileno ha tenido éxito en la fabricación de textiles médicos, pues ofrece numerosas ventajas en comparación con otros materiales no tejidos: es amigable con el medio ambiente, reciclable; de baja densidad y tensión superficial; con alto volumen específico; resistente a químicos, a la deformación y a la formación de moho y manchas; y también es cómodo para la piel.

Sábanas quirúrgicas desechables: protección y comodidad

La protección de barrera y el nivel de comodidad del paciente que proveen las sábanas quirúrgicas desechables pueden producirse mediante el uso de los textiles adecuados. Los primeros usos de textiles en el área médica provienen de grandes esfuerzos por superar enfermedades y curar heridas, pero a medida que la atención médica ganó importancia en la vida humana, tanto en el área textil como en la medicina se intentaron desarrollar textiles más complejos. Esto con la finalidad de proteger el cuerpo, pero también salvar vidas.

En el pasado, los fabricantes de telas enfrentaron un gran desafío: que la tela cumpliera con los niveles más altos de protección, pero que también fuera cómoda. Para aumentar la protección del usuario, se debía sacrificar la comodidad; se desarrollaron numerosos tejidos impermeables, pero muy incómodos debido a su peso. Por el contrario, los tejidos más cómodos eran menos protectores. En la actualidad, los avances tecnológicos han hecho posible que ambas propiedades coexistan en un mismo tejido.

Hindrape® BVI – Tejidos de alta calidad

La prevención de infecciones y la protección tanto del paciente como del trabajador de la salud es nuestro principal interés. Por lo tanto, todas nuestras sábanas quirúrgicas desechables son fabricadas con los tejidos Hindrape® BVI (Barrera para Virus Inhalables), que tienen la capacidad de ofrecer el más alto nivel de protección y un mayor grado de comodidad con una combinación nueva, única e innovadora de materias primas y construcción de tejidos. 

Hindrape® BVI es un tejido único cuya combinación de propiedades lo hace resistente, eficaz como barrera contra numerosos microorganismos patógenos y, además, con un alto nivel de comodidad y gran capacidad de eliminación de vapor y humedad incluso cuando la temperatura aumenta. Además, cumple los criterios de seguridad establecidos por la norma PB70 AAMI para batas y campos quirúrgicos. 

Además, estas sábanas quirúrgicas desechables están integradas por tres capas: una exterior, caracterizada por su resistencia e impermeabilidad; una intermedia, que bloquea el paso de virus y bacterias; y una interna, cuya suavidad permite al paciente estar cómodo incluso en intervenciones de larga duración. Al mismo tiempo, la configuración de la tela deja que el vapor de la transpiración se escape para que el paciente se mantenga seco.

 

 

Fuentes: 


Categorías:

Blog Innovación