Prevención y cuidado frente a los diferentes tipos de patógenos

En la actualidad existen cinco tipos de patógenos importantes que originan enfermedades en las personas: las bacterias, los virus, los hongos, los protozoos y los priones. Sin embargo, la exposición a un patógeno no siempre implica la adquisición de una infección; es necesario que el individuo se exponga al patógeno y además exista la posibilidad de que este penetre y se reproduzca en el organismo. Asimismo, la cantidad de organismos también debe ser idónea y tener el potencial de promover la producción de toxinas infecciosas para imponerse ante las defensas del huésped.

Si bien los microorganismos patógenos consiguen penetrar al organismo por medio de la piel, los tractos respiratorio, digestivo y urinario, y el sistema reproductivo, es posible que algunos individuos sean más susceptibles a infecciones producto de su edad, género, la herencia, las costumbres diarias, la profesión, la exposición a ciertos factores, los escenarios comórbidos previos y los efectos psicógenos.

Prevención y control de diferentes tipos de patógenos

La prevención y el control de infecciones evita que los pacientes y trabajadores de la salud puedan ser afectados por patógenos evitables. Según la Organización Mundial de la Salud, la prevención y el control es lo único que garantiza la seguridad del paciente y la calidad de la atención médica. Sin embargo, un programa eficaz demanda un esfuerzo continuo en todos los niveles del sistema de salud, incluyendo los responsables de establecer políticas, los administradores de instituciones, los trabajadores de la salud y los pacientes.

La prevención y el control de infecciones se aplica en todos los aspectos de la atención médica: higiene de manos, infecciones del sitio quirúrgico, inyecciones seguras, resistencia a varios tipos de patógenos, e incluso durante el funcionamiento de los hospitales ante emergencias. Los programas de apoyo de la OMS son de especial importancia en los países de bajos y medianos ingresos, pues los servicios sanitarios y los estándares de higiene médica pueden ser afectados negativamente por infecciones secundarias.

Medidas de prevención y control ante el brote de Covid-19

Para obtener la mayor eficacia en la respuesta ante el virus SARS-CoV-2, la OMS recomienda ciertas prácticas específicas de control y prevención de infecciones, entre las que destacan:

  • Garantizar el triaje clínico como un procedimiento de evaluación durante el ingreso de pacientes, lo que permite la detección temprana de casos potenciales de COVID-19 y el aislamiento inmediato de aquellos con sospecha de enfermedad.
  • Emplear precauciones estándar para todos los pacientes, lo que incluye la higiene de manos y vías respiratorias, el uso de equipo de protección personal apropiado, el manejo seguro de desechos, la limpieza ambiental y la esterilización del equipo médico. De hecho, se ha demostrado que tales precauciones han sido eficaces en la prevención y control de varios tipos de patógenos.
  • Implementar precauciones adicionales cuando se sospeche de COVID-19, lo que puede incluir el uso de máscaras faciales o respiradores certificados de alta eficiencia. También se pueden establecer controles administrativos o ambientales (de ingeniería).

Por nuestra parte, todos nuestros productos ayudan a proteger las principales rutas de ingreso de la mayoría de los tipos de patógenos al organismo, tanto del personal médico como del paciente. Ya sea a través de nuestras distintas clases de cubrebocas de alta eficiencia, como con nuestra ropa quirúrgica para todo tipo de especialidad. Visita nuestra tienda en línea y protégete a ti y a los tuyos. 

 

 

Fuente: