Importancia de utilizar los cubrebocas Protekcia, de Hindernis

Aunque es natural que la mayoría de los esfuerzos enfocados en la prevención de infecciones respiratorias estén caracterizados por el desarrollo de nuevos medicamentos, cuando se trata de un brote emergente de enfermedades infecciosas, las medidas no farmacéuticas que incluyen mascarillas y respiradores (cubrebocas) pueden ser la única protección disponible. De hecho, a mediados del siglo XX las máscaras fueron usadas para proteger a los médicos de la escarlatina, el sarampión, la gripe, la peste y la tuberculosis.

El personal de atención médica está en la primera línea de exposición frente a las epidemias de enfermedades respiratorias y está constantemente en riesgo de contraer algún tipo de infección con patógenos respiratorios tanto comunes como nuevos. Un ejemplo reciente de amenaza emergente que ha conducido a tomar una serie de medidas para la protección respiratoria, es la pandemia del COVID-19 que produce síndrome respiratorio agudo severo.

Tipos de dispositivos protectores

Las máscaras de tela y las máscaras médicas comenzaron a utilizarse a finales del siglo XIX y mediados del siglo XX, respectivamente, para prevenir la propagación de infecciones entre individuos, pero en la actualidad se usan para proteger de salpicaduras de sangre o fluidos corporales. Estas máscaras no están sujetas a regulación, no proporcionan un sello de seguridad alrededor de la cara y varían ampliamente en materiales de fabricación y calidad.

Sin embargo, debido al reciente brote de COVID-19, tanto en entornos de atención médica como en entornos comunitarios alrededor del mundo, se ha establecido el uso de dispositivos faciales de protección como: máscaras de tela, algodón o gasa; mascarillas médicas, quirúrgicas o de procedimientos; y respiradores N95, N99, N100, P2, P3, FFP2 y FFP3.

Cubrebocas Protekcia, de Hindernis

Hindernis es una empresa de origen alemán establecida en México cuyo principal objetivo es contribuir en la prevención de infecciones en las diferentes áreas quirúrgicas de Latinoamérica. Actualmente, cuenta con más de 20 años de experiencia en el diseño y desarrollo de ropa quirúrgica de alta calidad para uso en centros de atención médica.

Las mascarillas Protekcia, de Hindernis, han sido fabricadas con un tejido quirúrgico de última generación constituido por tres láminas que combinan impermeabilidad, transpirabilidad y comodidad en un único producto. Por lo tanto, su sistema de protección contra amenazas en circunstancias críticas no solo mantiene al usuario protegido, sino también garantiza la comodidad en todo momento.

La capa externa le imprime resistencia al dispositivo protector e impide el paso de líquidos; la capa intermedia (barrera) está formada por una membrana con estructura monolítica no porosa que bloquea el paso de virus y bacterias, pero permite que el vapor de la humedad se libere; y la capa interna es suave y cómoda, adecuada para procedimientos quirúrgicos de larga duración. Debido a que esta tecnología impide el paso de bacterias, virus y esporas de hasta 0.027 µm, también protege contra el recientemente descubierto COVID-19 (0.05 – 0.20 µm).

Si deseas conocer más acerca de las medidas de protección y esterilización de los cubrebocas Protekcia, de Hindernis, entra aquí

 

Fuentes: