Los nuevos retos para la seguridad del paciente en hospitales

La pandemia que causó el SARS-CoV-2 ha dejado en claro cuán dependiente es la seguridad del paciente en hospitales de la seguridad de los trabajadores de salud. De modo similar que en anteriores epidemias, debe haber una aceptación global de que solo cuando el personal de atención médica está a salvo es posible proteger a los pacientes y también proveer estabilidad y resistencia a los sistemas de salud. Si se realizan esfuerzos en garantizar entornos de trabajo seguros, esto conducirá a una mejor atención del paciente.

Por otra parte, el equipo de protección inadecuado ha sido un problema en muchos entornos y ha habido numerosos casos de trabajadores de la salud que se infectaron y murieron por COVID-19. Sin embargo, esto no se puede atribuir únicamente a la insuficiencia de recursos. Muchos países han revelado una preparación insuficiente para proteger a sus trabajadores de la salud en caso de un desastre. Por lo tanto, todas las partes interesadas deben abordar de manera eficaz la necesidad global de seguridad en la atención médica.

Riesgos que enfrentan los médicos y pacientes

Los desafíos ambientales en torno al control y prevención de infecciones ha sido una de las mayores amenazas para la seguridad del paciente en hospitales, especialmente en los países de bajos y medianos ingresos, pues la exposición a patógenos respiratorios y transmitidos por la sangre tiene una mayor prevalencia en los entornos hospitalarios de tales países. Además, si el medio ambiente no es seguro para los trabajadores de la salud, tampoco puede serlo para los pacientes.

El personal médico no puede ofrecer una atención segura y de alta calidad a los pacientes cuando en el entorno existe una amenaza física para su seguridad y están agotados y estresados. Las estrategias claras e integrales para la prevención de infecciones, junto con la provisión de equipos de protección personal y culturas organizativas positivas, reducirán los riesgos de infección y daño físico y mental para los trabajadores de la salud, además de las enfermedades nosocomiales entre los pacientes. 

Cubrebocas Protekcia para la seguridad del paciente en hospitales

Entre los suministros médicos fabricados por Hindernis resaltan los cubrebocas Protekcia. Estos se han fabricado empleando tecnologías de vanguardia que permiten producir tejidos quirúrgicos con un desempeño superior y que garantizan la protección contra diferentes tipos de microorganismos de hasta 0.027 µm, incluyendo el SARS-CoV-2 (0.05 – 0.20 µm).

Estos cubrebocas integran impermeabilidad, transpirabilidad y comodidad en un único diseño. Además, tienen la característica adicional de ser biodegradables, pues se ha utilizado más de 50% de fibras renovables y biodegradables en su fabricación.

El sistema de protección de los cubrebocas Protekcia no solo permite garantizar la seguridad del paciente en hospitales sino también la seguridad de los trabajadores de la salud, incluso en situaciones críticas, además de su conveniencia en cada instante.

 

 

Fuentes:


Categorías:

Blog Innovación