Estrategias de marketing para implementar en servicios de salud

Es cierto que las personas siempre se van a enfermar y necesitan buscar ayuda médica. Pero el hecho que elijan determinados servicios de salud depende de muchos factores si estás en un medio de alta competencia.

El marketing es un enfoque de gestión empresarial que busca el adecuado funcionamiento del conjunto de actividades o funciones de la organización. Busca transformar el interés general o una necesidad en ventas para llegar a una etapa de consumo donde se crean relaciones duraderas con el cliente.

¿Cómo se aplica el marketing en los servicios de salud?

El marketing en los servicios de salud constituye el plan de acción para modificar la organización y dirigir las diferentes actividades hacia el consumo. Esto implica el cambio de visión de los servicios de algo intangible hacia productos que serán suministrados a los pacientes/clientes. Se preocupa porque los bienes y servicios lleguen hasta el consumidor con la mejor relación coste/beneficio favorable para el paciente.

¿Qué estrategias de marketing debemos implementar en los servicios de salud?

Para implementar adecuadamente el marketing en los servicios de salud es necesario valerse de ciertas estrategias, tales como:

Conocer al cliente

En el seno de las instituciones del sector salud los servicios que se ofrecen se enfocan en los aspectos internos sin prestar atención al punto de vista de los pacientes sobre el servicio de salud que se le suministra. Se suele partir de la premisa que el médico con su diagnóstico es quien realmente sabe del asunto.

Desde aquí queda diluida la visión del servicio como un producto. Para implementar el marketing en los servicios de salud es necesaria la comprensión de las necesidades y deseos del paciente, lo cual permite orientar las intenciones de la organización y añadir las actividades claves que la diferencien del resto de las instituciones de salud en su tipo.

Define tus servicios, tu producto

La adopción de estrategias de servicio tiene como finalidad consolidar e incrementar las relaciones con los pacientes. En los servicios de salud, la idea es incluir elementos tangibles en el proceso asistencial que logran la diferenciación al crear un valor añadido a la experiencia del paciente.

Es importante tener en cuenta que al implementar el marketing de servicio, sobre todo si se trata de especialidades médicas, nunca se debe sacrificar la calidad de la atención ni la necesidad de salud del paciente. La idea es aportar siempre más y nunca ir en detrimento del servicio.

La imagen también cuenta

Este apartado se refiere al plus añadido al servicio de salud que realza y da la impresión de una oferta mucho más ventajosa pero que no tienen un efecto real sobre el servicio. Un ejemplo de esto es el mobiliario, una sala de espera acogedora, un hilo musical de fondo, la entrega de folletos explicativos. Todos estos pequeños detalles mejoran la experiencia del usuario sin tener una relación directa con los costos o la calidad del servicio ofrecido.

Conoce a tu competencia

Para poder ir más allá de lo esperado es necesario superar a las empresas de servicios de salud que se dedican al mismo tipo de negocio. Resulta útil empezar respondiendo preguntas como ¿quién lidera en la actualidad el mercado? ¿de qué estrategias se han valido para llegar hasta allí? ¿cuáles son los precios de la competencia? ¿cómo se diferencia su servicio?

Una vez que se obtienen todas estas respuestas, hay que disponerse a desarrollar una estrategia que cubra la oferta actual en calidad y sea original para sobresalir del montón. No será fácil pero es la única manera de lograr que el negocio se diferencie.