Hindrape BVI: Tela para ropa quirúrgica de alta tecnología

Aunque en la sala de operaciones han existido opiniones encontradas con respecto a la ropa quirúrgica desechable y reutilizable, se ha observado que en la actualidad la tela para ropa quirúrgica de preferencia en los centros hospitalarios es la desechable. Esto se debe a que numerosos estudios han demostrado que se trata de tejidos seguros y que ofrecen niveles óptimos de protección en el quirófano. No solo protege contra fluidos corporales y otros contaminantes orgánicos, sino también contra la propagación de microorganismos.

En la fabricación de la ropa quirúrgica desechable se utilizan diversos materiales no tejidos que proveen una mayor protección contra la penetración de líquidos. No obstante, existen diferencias de rendimiento asociadas a los diferentes arreglos de los materiales empleados, además de las condiciones particulares de cada intervención quirúrgica. Es por esto que las nuevas tendencias en ropa quirúrgica desechable se enfocan en el desarrollo de telas con una hidrofobicidad y acción antimicrobiana superior.

Tela para ropa quirúrgica Hindrape® BVI 

Esta es la tela para ropa quirúrgica está desarrollada como un tejido único que combina resistencia, suavidad y alta transpirabilidad con otras propiedades extraordinarias que permiten el bloqueo de una gran cantidad de virus que producen enfermedades contagiosas. Además, cumple los criterios de seguridad establecidos por la norma PB70 AAMI para batas y campos quirúrgicos.

Estándar PB70 AAMI

Desarrollado por la Asociación para el Avance de la Instrumentación Médica (AAMI, por sus siglas en inglés), permite la fabricación de tela para ropa quirúrgica resistente a la penetración de fluidos y microbios. Establece cuatro niveles de protección:

Nivel 1 (riesgo mínimo) – Requerido en atención elemental. La prueba AATCC 42 permite evaluar la resistencia del material a la penetración de agua en contacto con un solo rocío.

Nivel 2 (bajo riesgo) – Requerido cuando se extrae sangre o aplica sutura y en la unidad de cuidados intensivos. Además de la prueba AATCC 42, también se emplea la AATCC 127 para evaluar la resistencia del material a la penetración del agua bajo presión creciente.

Nivel 3 (riesgo moderado) – Requerido al extraer sangre arterial, insertar una vía intravenosa, en emergencias o en casos de trauma. También se evalúa el material con las pruebas AATCC 42 y AATCC 127, pero el material de esta tela para ropa quirúrgica debe tener un rendimiento superior.

Nivel 4 (alto riesgo) – Requerido en cirugías para prevenir la propagación de patógenos. Se utiliza la prueba de barrera sanguínea (ASTM F1670) para evaluar la resistencia del material a la sangre en contacto constante; y la prueba de barrera viral (ASTM F1671) para evaluar la penetración de microorganismos en contacto constante.

Dado lo anterior, la tela para ropa quirúrgica Hindrape® BVI está constituida por tres capas: una capa exterior resistente e impermeable; una capa intermedia, cuya estructura monolítica y no porosa en forma de membrana permite bloquear el paso de virus y bacterias; y una capa interna suave que permite al personal médico estar cómodo incluso en intervenciones de larga duración. A su vez, la estructura de la tela deja que el vapor húmedo se libere para que el usuario permanezca seco manteniendo un alto nivel de protección.

 

 

Fuentes:


Categorías:

Blog Innovación