Elementos básicos del equipo de protección personal en salud

Los trabajadores de la salud suelen estar expuestos a fluidos biológicos que pueden transmitir enfermedades. Cuando se trata del caso particular de enfermedades causadas como, por ejemplo, el virus de la hepatitis B (VHB), el virus de la hepatitis C (VHC), el virus del Ébola y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), estas pueden representar un riesgo significativo no solo para la salud sino también para la vida. Por lo tanto, es de gran importancia el uso de equipo de protección personal en salud.

Por otra parte, es común que los trabajadores de la salud usen batas quirúrgicas para su propia protección y la de los pacientes de la transferencia de microorganismos por la sangre y los fluidos corporales. Sin embargo, existe una falsa creencia de que el uso de prendas resistentes a los fluidos es suficiente para proteger de posibles infecciones. Para que exista una verdadera protección es fundamental el uso de otros elementos complementarios.

Consideraciones con respecto al equipo de protección personal en salud

La elección del equipo de protección debe estar basada en una evaluación del riesgo de exposición potencial a sangre, fluidos corporales y/o agentes infecciosos. Tal equipo debe estar listo para su uso en el lugar específico de trabajo y el personal debe ser instruido obligatoriamente sobre su correcto uso y descarte. En el caso de que se use de manera inapropiada, pudiera aumentar el riesgo de transmitir infecciones y poner a las personas en riesgo de contraer una infección.

Características del equipo de protección personal

De acuerdo con las precauciones estándar para el control de infecciones en centros de atención hospitalaria, el equipo de protección personal debería incluir:

Guantes

Deben ponerse inmediatamente antes de iniciar una tarea en la que pueda haber exposición a sangre, fluidos corporales, secreciones o excreciones y cuando se manipulen equipos contaminados. Sin embargo, este equipo de protección personal en salud no reemplaza el requisito de una buena higiene de manos. Además, deben cambiarse cuando se hayan contaminado, es decir, entre pacientes y entre diferentes procedimientos en el mismo paciente. Los guantes son artículos de un solo uso y no deben lavarse ni reutilizarse.

Delantales o batas quirúrgicas desechables

Están diseñados para proteger los uniformes o la ropa de la humedad y suciedad durante la atención directa al paciente. Cuando se prevé una contaminación extensiva, la bata de manga larga puede ser más apropiada. También deben cambiarse entre pacientes y procedimientos diferentes en el mismo paciente.

Protección ocular

Se debe usar cuando exista riesgo de salpicaduras de fluidos corporales en las membranas mucosas. Los ojos se pueden proteger con gafas, pero si se requiere cubrir toda el área de la cara (boca y nariz), se debe emplear una visera o protector facial como parte del equipo de protección personal en salud.

Mascarillas quirúrgicas 

Proporcionan protección contra salpicaduras y gotas en el área de la nariz, la boca y el tracto respiratorio. Asimismo, estas protegen contra patógenos que se propagan por vía aérea y cuando se realizan procedimientos que generan aerosoles en pacientes con influenza u otras infecciones del tracto respiratorio sospechadas o conocidas. Por nuestra parte, en Hindernis contamos con todo el equipo necesario para la protección de los trabajadores de la salud, incluyendo mascarillas de protección para situaciones de alto riesgo. Si quieres conocer todos nuestros productos, visita nuestra tienda en línea

 

 

Fuentes: