¿Cómo se debe entrar a un quirófano para una intervención? - Hindernis

Aunque la mayoría de las infecciones del sitio quirúrgico son causadas por la flora endógena del paciente, se ha demostrado en varios estudios que el personal del quirófano también es una fuente de contaminación bacteriana. Por lo tanto, es de gran importancia que dicho personal tenga muy claro cómo se debe entrar a un quirófano en cuanto respecta a la vestimenta apropiada. La vestimenta quirúrgica tiene como principal objetivo proporcionar una barrera funcional entre el equipo quirúrgico y el paciente.

Cómo se debe entrar a un quirófano: elementos básicos

Batas

Gustav Neuber comenzó a usar batas quirúrgicas en 1883 y poco después informó de una disminución de las infecciones del sitio quirúrgico con su uso. Es así como las batas forman parte del atuendo estándar de la sala de operaciones desde la década de 1950. En general, las batas se clasifican como desechables o reutilizables y requieren un recubrimiento o membrana para hacerlas impermeables a los fluidos.

Numerosos investigadores han evaluado el efecto del material y el diseño de las batas en la cantidad de unidades formadoras de colonias infecciosas. Al respecto, se ha demostrado que las batas de algodón y poliéster impermeables, con puños y dobladillo que cubren las piernas, son más efectivas que las batas de algodón para reducir la contaminación del quirófano. De hecho, ya en 1948 se demostró que el uso de batas de algodón impermeables era ineficaz para prevenir la transferencia de bacterias.

Incluso, diversos estudios han demostrado ventajas significativas en las batas impermeables desechables en la prevención de infecciones quirúrgicas. Por lo que, incluso cuando se siguen usando batas de algodón u otros materiales lavables, el uso de batas desechables se ha ido estableciendo como una gran ventaja al referirse a la forma en cómo se debe entrar a un quirófano.

Máscaras o cubrebocas

Los cubrebocas quirúrgicos se desarrollaron por primera vez a principios del siglo XX. Desde entonces, se han convertido en la indumentaria operativa estándar. Aunque pocos estudios han sustentado su validez en el quirófano, las regulaciones actuales y las medidas universales requieren máscaras faciales como parte del equipo de protección personal en la sala de operaciones.

Coberturas para la cabeza

El cirujano tiene a su disposición varios tipos de cubiertas para la cabeza, pues varios estudios han demostrado que el cabello y las orejas pueden albergar virus y bacterias como el S. aureus y han reconocido que el cabello, las orejas y el cuero cabelludo pueden originar la contaminación en la sala de operaciones.

Guantes

A William Halsted se le atribuye el mérito de haber desarrollado guantes de goma estériles para usar en el quirófano. Esto resultó en una reducción significativa de las infecciones quirúrgicas durante la primera parte del siglo XX y cambió radicalmente cómo se debe entrar a un quirófano. Sin embargo, faltan ensayos modernos que demuestren la eficacia del uso de guantes simples o dobles. No obstante, muchos cirujanos ortopédicos prefieren el uso de guantes dobles como método de autoprotección de la exposición a fluidos corporales.

Por nuestra parte, nuestros paquetes de ropa quirúrgica incluyen la ropa de protección tanto para el médico como para el auxiliar, además de campos estériles, para la protección tanto del paciente como del equipo de cirugía bajo estándares de calidad AAMI. Con respecto a los cubrebocas, también contamos con una opción de alta eficiencia que puedes conocer aquí.

 

Fuentes: 


Categorías:

Blog Innovación