¿Cómo elegir los uniformes quirúrgicos correctos?

El uso de los uniformes quirúrgicos es de gran importancia en áreas especializadas como las salas de intervención. Forma parte de la protección tanto de los especialistas como de los pacientes, para evitar la proliferación de infecciones. Por ello se debe tener en consideración algunos aspectos para elegir el correcto.

¿Qué cualidades deben tener los uniformes quirúrgicos?

Los uniformes quirúrgicos deben poseer ciertas cualidades para que cumplan su función de asepsia ante cualquier cirugía.

Complementos de los uniformes quirúrgicos

Se tienen que usar accesorios, que van por encima del uniforme como tapabocas, gorros, batas de protección y lentes de protección. Su principal función es el cuidado de la salud tanto del personal como del paciente.

El tapabocas es de material desechable, debe ir sujeto por encima de la cabeza, cubriendo la nariz y boca en su totalidad. Los gorros también son de material desechable, para evitar la contaminación en el cabello debe cubrirlo completamente.

Las batas de protección, son estériles al igual que los guantes, de material descartable y se colocan por encima de los uniformes quirúrgicos. Tiene una cinta ajustable en la cintura y cuello para evitar dejar alguna zona del cuerpo al descubierto.

Las piezas del uniforme quirúrgico que no son descartables debe ser resistentes a lavados constantes y a los métodos de esterilización a los que son expuestos.

Características del calzado

El calzado es una parte importante de los uniformes quirúrgicos y debe poseer características específicas.

Un accesorio que debe utilizarse en el área quirúrgica es los cubre-botas, para proteger el calzado de derrames y fluidos. Ayudan a mantener los niveles de asepsia, son anti-resbalantes y capaces de cubrir todo el calzado.

Ventajas de saber elegir el uniforme quirúrgico correcto

Tener un uniforme quirúrgico adecuado permitirá que las maniobras del personal sean fluidas, si las enfermeras y médicos están cómodos su respuesta al paciente será la esperada, de manera rápida y efectiva.

Representa la primera barrera entre los agentes contaminantes y el paciente o profesional de la salud. En una intervención quirúrgica los niveles de asepsia y antisepsia se deben mantener con la mayor vigilancia posible.

Teniendo en cuenta las características que debe tener un uniforme quirúrgico, el elegir de manera correcta el más adecuado para el personal, nos reportará grandes beneficios. La meta es el bienestar del paciente.