¿Cómo detener las infecciones quirúrgicas de acuerdo a la OMS?

La OMS ha publicado un documento denominado “Guía global de la OMS para la prevención de infecciones de la herida quirúrgica”, en el que se desarrollan una serie de recomendaciones que permiten hacer frente a las infecciones quirúrgicas antes, durante y después de realizar una cirugía. Esto no solo tiene un enfoque asociado al cuidado de la salud de los pacientes, sino también a los sistemas de atención médica a nivel mundial; por lo tanto, no solo se pretende salvar vidas, sino también reducir costos y la propagación de microorganismos multirresistentes.

Debido a que las infecciones de esta clase representan el principal tipo de infección reportado en todos los centros de atención médica de países de bajos y medianos ingresos, su prevención ha recibido gran atención de parte de los profesionales de la salud. Además, se ha demostrado que tales infecciones suelen estar asociadas a la percepción de que los servicios de salud presentan mala calidad con respecto a la atención prestada. Es por esto que se presentan una serie de recomendaciones a seguir establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

Recomendaciones generales

  • Limpieza – Es el paso fundamental en cualquier proceso de desinfección y esterilización. Se debe utilizar detergente neutro para evitar la acumulación de biofi­lms y, a su vez, aumentar la e­ficacia de los desinfectantes químicos.
  • Descontaminación de aparatos médicos e instrumentos quirúrgicos – Es un proceso que se rige por directrices y normas establecidas tanto a nivel nacional como internacional con la finalidad de garantizar la seguridad del paciente.
  • Remojo de instrumentos en desinfectante antes de su limpieza – No recomendado.

Recomendaciones preoperatorias

  • Baño preoperatorio – El uso de un jabón neutro o antimicrobiano asegura que la piel esté lo más limpia posible de manera tal, que se reduzca la carga bacteriana en el sitio de incisión.
  • Momento óptimo para la profilaxis antibiótica quirúrgica preoperatoria – Al menos 120 minutos antes de la incisión, considerando la vida media del antibiótico.
  • Preparación mecánica del intestino y el uso de antibióticos orales – En el caso de cirugía colorrectal electiva, disminuirá el riesgo de contraer infecciones quirúrgicas.
  • Eliminación de vello – No debe afeitarse la zona de incisión. Si es absolutamente necesario, el vello será eliminado solo con una rasuradora.
  • Preparación del sitio quirúrgico – Utilizando soluciones antisépticas a base de alcohol o gluconato de clorhexidina.
  • Preparación de las manos antes de la cirugía – Con jabón antimicrobiano o con un desinfectante a base de alcohol (antes de ponerse guantes estériles).

Recomendaciones intraoperatorias

  • Administración oral o enteral de fórmulas nutricionales mejoradas.
  • Interrupción perioperatoria de agentes inmunosupresores – No recomendado.
  • Alta oxigenación perioperatoria – Recomendado en procedimientos quirúrgicos con anestesia general e intubación endotraqueal.
  • Control intensivo de la glucosa en la sangre (perioperatorio) – Siempre mediante el seguimiento de los protocolos establecidos.
  • Campos estériles, batas y guantes quirúrgicos – No usar campos estériles de plástico adhesivo. Las líneas de materiales quirúrgicos Hindernis han sido especialmente diseñadas para cada tipo de procedimiento quirúrgico según el grado de invasión, garantizando la protección necesaria.
  • Uso de protectores de heridas – Indispensable para prevenir contraer cualquier tipo de infecciones quirúrgicas.
  • Irrigación de la herida – Con una solución acuosa de povidona yodada, en lugar de antibiótico, antes del cierre.
  • Cambio de instrumental quirúrgico – Siempre realizarse si se tiene la sospecha de que están contaminados.
  • Suturas con recubrimiento antimicrobiano – Impregnadas con triclosán.

Recomendaciones postoperatorias

  • Evitar la prolongación quirúrgica de la pro­filaxis antibiótica.
  • Apósitos avanzados – No usar hidrocoloides, hidroactivos o apósitos de plata en heridas quirúrgicas cerradas con la finalidad de evitar contraer cualquier tipo de infecciones quirúrgicas.
  • Profi­laxis antimicrobiana en presencia de un drenaje y momento óptimo para la extracción del drenaje de la herida – La profi­laxis antibiótica preoperatoria no debe continuar con la presencia de un drenaje. Este se debe extraer de la herida cuando sea clínicamente indicado.

Fuentes:

  • World Health Organization. (2018). Preventing surgical site infections: implementation approaches for evidence-based recommendations.
  • Gómez-Romero, F. J., Fernández-Prada, M., & Navarro-Gracia, J. F. (2017). Prevención de la infección de sitio quirúrgico: análisis y revisión narrativa de las guías de práctica clínica. Cirugía Española, 95(9), 490-502.
  • World Health Organization. (2016). Global guidelines for the prevention of surgical site infection. World Health Organization.