Cirugía segura para reducir el riesgo de infecciones

Debido a la alta incidencia de lesiones traumáticas, enfermedades cardiovasculares y cánceres, las intervenciones quirúrgicas constituyen una parte fundamental en la atención médica alrededor del mundo. Además, la cirugía suele ser la única forma de aliviar ciertas afecciones comunes y disminuir el riesgo de muerte. Sin embargo, es primordial que durante el proceso de atención de tales afecciones, exista una cirugía segura para garantizar su eficacia y evitar complicaciones innecesarias.

Como una forma de abordar esta problemática, la Organización Mundial de la Salud ha desarrollado diversas estrategias para mejorar la seguridad en la atención quirúrgica. Entre estas, se ha hecho énfasis en los equipos quirúrgicos, la anestesia segura y, por supuesto, la prevención de infecciones en el entorno quirúrgico desde un punto de vista de mejora multimodal.

Enfoque de la Organización Mundial de la Salud

Actualmente, las recomendaciones de la OMS con respecto a la prevención de infecciones quirúrgicas se abordan dentro del contexto de cinco componentes de mejora multimodal. Así los centros de salud lo podrán ajustar a su realidad de la manera más conveniente para garantizar una cirugía segura, siempre. Tales componentes son:

  • Formación y educación: Esto es de gran importancia cuando se trata de lograr mejoras, pues el conocimiento limitado de las medidas de prevención de infecciones y su importancia, representan una barrera para la seguridad.
  • Recordatorios y comunicaciones para la sensibilización: Permiten que el personal de salud tenga presente la relevancia de las prácticas utilizadas para prevenir infecciones quirúrgicas. Esto también permite comunicarle a los pacientes y visitantes del centro de salud sobre el estándar de atención que recibirán, así como también al personal administrativo sobre el estándar que deben garantizar.
  • Evaluación y comentarios: El monitoreo, evaluación y retroalimentación oportuna con respecto a las medidas de prevención implementadas y los factores de riesgo también son importantes si se quiere lograr la cirugía segura. Esto permite determinar si las estrategias consideradas han sido efectivas.
  • Cambio de sistema: Se refiere a la garantía de que el centro de atención médica tenga la infraestructura adecuada y los recursos disponibles para implementar y mantener medidas de prevención de infecciones en el área quirúrgica.
  • Clima de seguridad institucional y cambio cultural: Esto se refiere a la creación de un entorno que facilite la prevención en todos los niveles. Tanto la institución como los trabajadores de la salud, e incluso pacientes y visitantes, deben tener la capacidad y responsabilidad de aportar para impulsar la mejora.

Prevención de infecciones quirúrgicas a través de la cirugía segura

Las infecciones representan una de las principales causas de complicaciones quirúrgicas graves. Usualmente esto no se debe a la falta de recursos, sino a una sistematización deficiente o errónea. Por lo tanto, para garantizar la seguridad, el personal médico debe seguir las siguientes medidas:

  • Limpiarse las manos con frecuencia utilizando productos a base de alcohol.
  • Realizar antisepsia quirúrgica mediante la técnica más apropiada.
  • Utilizar equipo de protección personal adecuado para las instalaciones.
  • Limpiar los instrumentos a fondo antes de ser sometidos a esterilización.
  • Minimizar el tráfico en el quirófano.
  • Seguir ciertos protocolos de limpieza en el área.
  • Seguir una lista de verificación de seguridad quirúrgica como la publicada por la OMS.

Ante lo expuesto anteriormente, Hindernis contribuye a garantizar una cirugía segura a través de ropa quirúrgica de protección de un solo uso fabricada bajo los más estrictos controles de sanidad establecidos por los estándares AAMI, para así garantizar niveles óptimos de protección al personal médico y pacientes en el entorno quirúrgico.

Fuente:

  • Weiser, T. G., Bekele, A., & Roy, N. (2018). Safe surgery globally by 2030: the view from surgery. Anesthesia & Analgesia,126 (4), 1105-1108.
  • Who. (2018). Preventing Surgical Site Infections: Implementation Approaches for Evidence-Based Recommendations. Geneva: World Health Organization.
  • Loftus, T., Dahl, D., OHare, B., Power, K., Toledo-Katsenes, Y., Hutchison, R., … & Harder, K. (2015). Implementing a standardized safe surgery program reduces serious reportable events. Journal of the American College of Surgeons, 220(1), 12-17.