¿Qué es la bioseguridad en quirófano y cómo garantizarla?

El quirófano es el área donde se realizan los procedimientos anestésico-quirúrgicos, diagnósticos y terapéuticos, tanto electivos como de urgencia. Puesto que el trabajo en este medio se destaca por prácticas complejas e interdisciplinares, la bioseguridad en quirófano siempre ha representado un gran problema para la salud de la población en general. Se refiere a la seguridad tanto del paciente como de los trabajadores de la salud, pues las operaciones pueden ser catastróficas para los pacientes, los médicos y las instituciones.

La seguridad del paciente ahora forma parte de una nueva disciplina de atención médica que enfatiza la notificación, el análisis y la prevención de errores que suelen conducir a eventos médicos adversos. Debido a que los errores de atención médica afectan a uno de cada diez pacientes en todo el mundo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que la seguridad del paciente es una preocupación endémica y ha desarrollado varias estrategias para abordar importantes problemas de seguridad y reducir el número de muertes quirúrgicas en todo el mundo. 

Evaluación de riesgos

Se trata de un procedimiento estructural y sistemático que depende de la correcta identificación de los peligros y de una adecuada estimación de los riesgos que se derivan de ellos. Esto permite llevar a cabo comparaciones entre riesgos, clasificarlos de acuerdo con su magnitud y tomar medidas para su control o mitigación. La evaluación de riesgos de forma numérica ayudará a los hospitales a evaluar su estado de bioseguridad en quirófano y otras áreas críticas y determinar un plan de acción en función de sus recursos.

Los peligros y los riesgos con frecuencia se malinterpretan como un solo término, aunque en realidad no son lo mismo. El peligro es algo que puede producir perjuicios, mientras que el riesgo simboliza la posibilidad de que se origine algún padecimiento, infección, lesión o incluso la muerte debido al peligro. Es así como la gestión de riesgos comprende ciertos pasos básicos: identificar los peligros, evaluar y priorizar los riesgos, determinar cuáles serán las pautas de control, implementarlas, monitorear las prácticas y corregir.

Recomendaciones para garantizar la bioseguridad en quirófano

De acuerdo con los resultados arrojados por varios estudios, se ha recomendado lo siguiente:

  • Participación tanto del personal médico como del personal administrativo de la institución hospitalaria, pues la seguridad del paciente no puede lograrse a partir de una única categoría profesional.
  • Establecimiento de una cultura de seguridad que comprenda un conjunto de prácticas compartidas por el equipo de salud y que hayan sido previamente planificadas institucionalmente para evitar riesgos.
  • Uso de listas de verificación, como la desarrollada por la OMS, para reducir el daño al paciente quirúrgico. Es importante que el uso de la lista de verificación y los protocolos quirúrgicos seguros se controlen constantemente mediante un plan de mejora continua.
  • Mejora de la comunicación interpersonal de modo tal que facilite la creación de un ambiente de trabajo favorable al desarrollo de acciones para garantizar la bioseguridad en quirófano.
  • Búsqueda individual de actualización profesional técnico-científica que permita brindar una atención de calidad al paciente quirúrgico.
  • Disponibilidad apropiada de recursos físicos, materiales y humanos. El equipo y los materiales necesarios para el procedimiento quirúrgico deben estar disponibles en cantidad suficiente y debidamente esterilizados antes de la cirugía. El equipo que presta atención médica también debe estar debidamente estructurado en número e instruido para llevar a cabo todas las acciones correspondientes al contexto quirúrgico.

Con respecto a la ropa quirúrgica y los cubrebocas de uso obligatorio dentro del quirófano, en Hindernis contamos con equipo de protección tanto para el personal médico como para el paciente, fabricado bajo los más altos estándares de calidad y cumpliendo por completo los estándares de protección AAMI.

 

 

Fuentes: 


Categorías:

Blog Innovación