Barreras de protección en hospitales para la nueva normalidad

Ante el futuro escenario que presenta la Nueva Normalidad, es importante mantener protegidos a los trabajadores del sector salud, pues ellos son quienes hacen frente, en primera instancia, al COVID-19. Debido a que el virus SARS-CoV-2 se transmite entre las personas a través del contacto cercano y las gotas, es necesario que el personal médico emplee barreras de protección que le permitan reducir el riesgo de infección. 

Con respecto al riesgo de infección en los centros de atención médica, el virus SARS-CoV-2 se puede transmitir por el aire durante ciertos procedimientos de generación de aerosoles u otros tratamientos de soporte como, por ejemplo, la broncoscopia, la reanimación cardiopulmonar, la traqueotomía, la ventilación manual antes de la intubación, la ventilación mecánica no invasiva y la intubación traqueal. Por lo tanto, además de considerar medidas de prevención estándar, la OMS también recomienda extremar precauciones en los espacios cerrados donde existe la presencia del virus.

Derechos de los trabajadores de salud

De acuerdo con las recomendaciones de la OMS, los trabajadores del sector salud no sólo tienen deberes, sino también derechos que los empleadores y gerentes de los espacios de salud deben garantizar: 

  • Asegurándose de que se tomen todas las medidas preventivas y se implementen las barreras de protección que correspondan con la finalidad de minimizar los riesgos de seguridad y salud ocupacional.
  • Proporcionando información, instrucción y capacitación sobre temas de relevancia como, por ejemplo: la prevención y el control de infecciones; y el uso, colocación, extracción y eliminación de equipos de protección personal.
  • Manteniendo una cantidad suficiente de batas, máscaras, cubrebocas, gafas de seguridad, desinfectante, agua, jabón, entre otros suministros de limpieza. 
  • Suministrando a los trabajadores las herramientas técnicas apropiadas y actualizadas para evaluar, clasificar y tratar a los pacientes con COVID-19.
  • Permitiendo que los trabajadores de la salud decidan retirarse ante una situación que represente un peligro inminente y grave para su vida o salud.

Entre la amplia gama de productos que ofrece Hindernis para la protección de los trabajadores de la salud, se incluye equipo de protección personal, cubrebocas de alta tecnología, así como también desinfectantes Nanoxen de acción prolongada.

Lo que NO recomienda la OMS como barreras de protección 

Con respecto al uso de guantes, la OMS establece que no se deben usar los mismos durante un período de tiempo prolongado. Es absolutamente necesario cambiar los guantes entre las diferentes tareas que constituyen el cuidado de un paciente y también al pasar de un paciente a otro, sin olvidar la adecuada higiene de las manos. Usar doble guante tampoco se recomienda, excepto para los procedimientos quirúrgicos en los que la ruptura es altamente probable.

Asimismo, la reutilización de equipo de protección personal contaminado no es recomendable sin que haya sido sometido a un proceso de esterilización adecuado, pues esto constituye una de las principales fuentes de riesgo para los trabajadores de la salud.

Finalmente, el uso de máscaras de tela como alternativa a las máscaras quirúrgicas tampoco es apropiado para garantizar las barreras de protección de los trabajadores de la salud. Debido a que el espesor de la tela y las características del tejido varían ampliamente, no es posible conocer de manera precisa la eficiencia de filtración contra los microorganismos. Además, el hecho de que no sean tejidos resistentes a los líquidos implica que pueden contaminarse fácilmente y actuar como una posible fuente de infección.

 

Fuentes: